El destino final del cuerpo es un tema tabú y complejo que trae consigo tristezas, dudas, temores, creencias, mitos y sobre todo mucho silencio porque es algo de lo que hay poca información y no se habla comúnmente.

En este texto, te contamos algunas de las razones a tener en cuenta la momento de inclinarse por la cremación o incineración.

¿Qué es la Cremación o Incineración?


Es la posibilidad de descomponer un cuerpo muerto, quemándolo en un sitio especialmente preparado para tal fin denominado crematorio. Esta práctica es utilizada tanto en seres humanos como en animales, lo que permite conservar las cenizas de un ser especial que ha fallecido.

¿Qué tener en cuenta para tomar una decisión?¿Compramos un cajón o una urna cineraria?


Dentro de los diversos procesos funerarios, la alternativa de la cremación permite que los restos se destruyan inmediatamente y puede resultar mucho más económica respecto de los servicios de sepultura tradicionales.

En especial si el sistema por el que se opta es el de cremación directa, en el cuál el cuerpo es incinerado a la mayor brevedad de acuerdo a las disposiciones legales.

De todos modos, la cremación puede tener lugar luego del servicio fúnebre y sepelio completo, antes del entierro.


Otra posibilidad a considerar al momento de optar por la cremación de un cuerpo es que se pueden esparcir las cenizas sobre un área determinada. Esto nos permite ahorrar el costo de un espacio en un cementerio parque o mausoleo.

Es una manera de afrontar una de las principales problemáticas que enfrenta hoy el sector de los servicios exequiales, que es la escasez de espacio para el desarrollo de los cementerios parque.


Otro punto a considerar al momento de optar por la cremación son las razones ambientales. La inhumación o sepultura es fuente de ciertos contaminantes ambientales. El entierro de los cuerpos puede contaminar afluentes subterráneos de agua.


La existencia de cenizarios dentro de las iglesias también ha posibilitado que esta opción sea más popular y elegida por los creyentes de distintas religiones.


Las urnas cinerarias o funerarias que se pueden utilizar para colocar las cenizas varían en tamaños, formatos y diseños, como así también en sus costos.

Teniendo en cuenta la posibilidad de contar con varias alternativas de urnas cinerarias, una de las ventajas es que el presupuesto no representa un tema más del cual preocuparse mientras se atraviesa un momento tan doloroso como la muerte de un ser querido.

Un estudio sobre el comportamiento de los argentinos.


Por último, citamos el estudio «Los argentinos y la muerte» realizado por la consultora D’Alessio en 2017 para la empresa Jardín de Pilar, el 69% de la población asegura que cuando se muera preferiría que sus restos sean cremados o incinerados contra un 13% que se inclina por la inhumación (ya sea bajo tierra o en un mausoleo o nicho), mientras que otro 18% no sabe o sostiene que nunca se hizo esta pregunta.

Share This